martes, 10 de febrero de 2009

ELECCIONES AUTONOMICAS


El pasado sábado día 08, asistí al mitin político de precampaña, organizado por Unión Progreso y Democracia. Nunca había asistido a un evento de tal peculiaridad. Dude por un momento el asistir o no, ya que por lo novedoso, para mi, no quería que pudiera influir en mi forma de pensar, aunque por otro lado iba para conocer, si este partido presidido por Rosa Díez realmente puede ser el revulsivo, para que la política, que por culpa de los políticos esta desacreditada, vuelva a ser para los españoles algo mas que ir a votar cuando nos lo dicen, sin saber algunas veces ni para que, ni a quien hay que votar. Algo escéptico atendía a lo que el cabeza de lista por Lugo nos exponía, a continuación una señora joven de Vigo y cuarta en la lista por Pontevedra, leyó su mensaje, lleno de humanidad, pero quizás falto de política. El tercero en ponerse ante el atril fue el señor Mosquera primero de lista por Pontevedra, que como la anterior se le ve ganas pero le falta la fuerza del político que ha "toreao" en mil plazas. Este presentó a Rosa Díez, y sencillamente es una política, sabe lo que hay que decir y como decirlo, pero lo mas importante es que la sinceridad le "chorrea" por todos los sitios, quedé convencido que ni miente, ni sabe hacerlo.
Salí de allí, persuadido de que los gallegos de nacimiento, y tambien los de adopción, podemos y debemos de darnos la oportunidad de votar a un partido que esta dispuesto a exaltar a la política.
De vuelta para casa vi estos dos carteles, y entendí que sin la ayuda de los ciudadanos será muy difícil poder desbancar el oscurantismo de uno, y el dictatorialismo del otro.
Merece la pena intentarlo, pues como dice en la web de UPyD Sanchez Drago: En Génova hay más ciegos que en la ONCE, porque nadie ve lo que se les viene encima, y en Ferraz abundan los tuertos de parche en un solo ojo: el que les impide mirar hacia su derecha. También del izquierdo andan reparados. El chaparrón de votos que perderá el PP si Rajoy sigue a su frente sólo tiene dos canalones de desagüe: la abstención, que será mínima, y la rosaleda de la que hablo. En cuanto a los votos perdidos por el PSOE Lo siento.Estoy ya en el pedestal de mi columna. Seguiré explicando en las sucesivas por qué llamo a Rosa Díez, con acento de intensidad, la suya, y de gravedad, la de la situación del país, Rosa Diez, sin acento. Máxima nota, señores. Cum laude.

No hay comentarios: