martes, 8 de diciembre de 2009

EL MEJOR AMOR



A la autora no le he pedido autorización para publicar el mejor homenaje que le pudo ofrecer a su madre, pero como ella es mi sobrina, se que me lo perdonará, pues no puedo dejar en un cajón lo que yo creo que es;

el mejor amor.

Pensar que no puedo oír tu voz me hace daño, no verte me rompe el corazón y no sentir tus besos y tus abrazos es insoportable.

Mami, Hoy tu eres la protagonista y quiero que todos conozcan algo más de ti.

Tres tesoros, tus hijos; cuatro alegrías, tus nietos; diez años de tesón, esfuerzo, valentía, de lucha contra la enfermedad, catorce pasos por quirófano sin oponerte a nada y tres meses de pena pero pensando en el futuro, queriéndonos cada día más, con ganas de vivir y no dejarnos solos.

Entre sueros, oxigeno y antibióticos, por las noches juntas en el hospital cogidas de la mano retazos de tu conversación, no quiero ver a nadie, pero llama a mi Concha, mi amiga Carmen que no venga, se que sufre y no quiero que llore, mira que es inocente, Sergio que no deje nunca de mirar las estrellas y lo gracioso que es Rodrigo, tiene cada golpe, Raquel no habla pero con la mirada lo dice todo, y Macarena siempre con la sonrisa en la cara, no sabes lo contenta que estoy, tu hermano Manolo vuelve a ser el de siempre alegre, con chispa, gracias señor; Anda vete ya.. sí Jorge está a punto de llegar ese, ese no me deja sola ni un momento, cada día se parece más a tu padre, venga Begoña vete y come que llamo a Pili y me entero ¿eh?

Tenías proyectos y ganas de vivir, pero el destino estaba escrito, papá dejo firmada una letra a 90 días, el tiempo que te dejó en la tierra y luego te reclamó. Hoy somos afortunados, tenemos dos ángeles en el cielo que guardan nuestra fe y nos protegen cada día.

Nosotros somos vuestro legado, Manolo, el enanito cabezota, seguirá con alegría y chispa, Jorge el enanito gruñón, controlara todo, estará pendiente de nosotros, si estamos bien si necesitamos algo y Yo, el enanito desastre, solo quiero que me mandes desde el cielo un poquito de tu fuerza, valentía y capacidad de amar.

Mami gracias por todo lo que nos has dado, olvidarte es imposible y jamás dejaremos de quererte.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Cuanto amor tiene esta mujer por su madre, cuantos proyectos rotos en un abrir y cerrar de ojos.
No puedo reprimir mis lágrimas cada vez que leo estas lineas, y es que me tocó el papel de cabezota. Gracias hermanos por otorgarme el honor de ser un verdadero cabezota

olemrac dijo...

El ser humano, en algunos momentos de su vida, cree que le ha tocado representar un papel que estaba escrito para él, no queriendo reconocer que representa el papel que ha elegido él.