martes, 13 de abril de 2010

TRECE Y MARTES

Hace dieciocho días que hice el ultimo apunte, y es que he estado doliente, bueno y sigo afectado por no se que bichejo o no bichejo, eso sí maligno, que me ha cogido cariño y no me deja, y cuando menos lo espero empiezo a toser, pero no tengáis miedo que no es contagioso, y menos por Internet.
Y aunque un poco de trabajillo me cuesta, hoy hay un motivo muy importante para escribir aunque sean dos líneas, es trece y martes y mañana…… 14 de Abril.
Quizás esa fecha de 14 de abril, para la mayoría de los que habitamos en este reino de los 17,4 taifas nada les diga, pues han pasado setenta y nueve años, pero por si acaso los señores sindicalistas de UGT y CCOO, se ha encargado aprovechando la concentración en defensa, del indefenso humilde recatado y comedido, (¿de los 4,4 millones de parados? no), Juez Garzón, han ondeado banderas de tricolor, y los amigos de la
ceja se van a encerrar en apoyo, no de los millones de personas que están al limite de la pobreza, no, ¡¡¡es apoyando al Juez Garzón!!!!.
Qué tendrá guardado este hombre en los cajones para que estos que no mueven una paja ni por los parados ni por las personas mayores faltos de recursos, ni por la cada día mas incuestionable incultura que padece la sociedad, se encierren en apoyo del justiciero.
Cuantas mujeres y hombres estarán en la actualidad, ante los tribunales, por haber cometido un error, y que no les inhibe del peso de la justicia por desconocer la ley. Y me pregunto ¿es esto lo que le ha pasado al Juez Garzón? ¿No es que ha cometido un error en aplicación de sus funciones?
Efectivamente como dice Leire de Pajín “El mundo esta loco”, (ABC.es) y es que los días trece y martes son demasiado peligrosos, y de ahí que ondeen banderas no constitucionales, sindicatos en contra del poder jurídico, gobierno socialista olvidándose de los trabajadores y parados. Jueces contra jueces (ABC.es)
Si en un día como hoy, 13 y martes y mañana 14 de abril, por cierto en el año 1931 era Martes, no puedo dejar sin escribir esta reseña, aunque el bichejo maligno no me deja hacerlo tranquilo, "la Patria empieza a estar mal herida".

No hay comentarios: